SÍGUENOS EN:        

Este sitio web ha sido creado y es gestionado mediante la tecnología intelliweb, desarrollada por intelligenia.

Intelligenia: Ingeniería y diseño web.

Barceló mejora su facturación un 15% en 2016

VOLVER AL LISTADO
18/01/2017

El grupo Barceló facturó el pasado año 2.379 millones de euros, lo que supone un incremento del 15 % respecto a 2015, de los que más de 1.200 millones correspondieron a la división de viajes y el resto a la actividad hotelera.


El resultado bruto de explotación, ebitda, se elevó a 331 millones de euros, un 9 % más, al que la división hotelera contribuyó en más del 90 %, dado que la de viajes se caracteriza por mucha facturación, pero con márgenes muy bajos.

El área de viajes tendrá unos ingresos superiores a 1.400 millones, camino de alcanzar los 1.500 millones, ha señalado hoy el consejero delegado para EMEA de Barceló Hotel Group, Raúl González, en una rueda de prensa celebrada en el marco de Fitur, que se inaugura mañana.

A su juicio, la mejora de los resultados hoteleros se debe fundamentalmente al aumento interanual del 9 % del precio medio por habitación, lo que ha supuesto un incremento del 8% en el ingreso medio por habitación disponible, que ha sido posible gracias a las reformas acometidas.

A ello se suma la recuperación económica y el hecho de que España sea un año más destino refugio, debido a la inestabilidad que de muchos países del Mediterráneo, entre ellos Turquía, otrora el país que más crecía gracias a los turistas derivados de Túnez y Egipto, tras la Primavera Árabe.

Según González, todo apunta a que España siga siendo mercado refugio también durante 2017.

El directivo ha calificado 2016 de “buen año” para la compañía, ya que el grupo incorporó 12 nuevos establecimientos y 1.932 habitaciones tanto en España -Madrid, Canarias, Bilbao y Granada- como fuera del país, entre los que destacan Panamá, El Salvador, Praga, México o Estambul.

Con estas incorporaciones, Barceló ha conseguido “reactivar” en 2016 su expansión “con una cifra con nos acerca a la de los años previos a la crisis” y espera en este ejercicio “crecer aún más”.

A la recuperación del segmento vacacional se ha sumado en 2016 la de los hoteles urbanos, aunque algunos están por debajo de las cifras de 2007 previas a la crisis, ha apuntado.

A pesar del crecimiento de la cadena y de la ampliación de su patrimonio, con la adquisición del nuevo hotel de El Salvador, Barceló ha logrado reducir la deuda financiera en un 5 %, hasta un ratio deuda/ebitda de 1,3 veces, con la capacidad de poder aumentarla a 2,5 o 3 veces como máximo.

El grupo ha firmado el pasado año 18 nuevos proyectos hoteleros y el objetivo es sumar como mínimo 20 más en 2017, y sigue su expansión tanto en las principales capitales de provincia españolas y en ciudades europeas, como en destinos urbanos latinoamericanos, sobre todo de México.

En China, donde su proceso de desembarco se ha ralentizado después de que en el capital de su socio local, el grupo Plateno, haya entrado otro grupo (casualmente el socio de Meliá Hotels International).

Aparte de crecer de forma orgánica, Barceló no descarta adquisiciones de más calado si encuentra activos adecuados y a precios razonables.

En cuanto a Cuba, González ha señalado que ha sido una “asignatura pendiente” que la compañía sigue sin aprobar por los retrasos de los proyectos de la sociedad mixta formada con el Gobierno cubano, y ha reconocido que otros grupos hoteleros españoles como Meliá o Iberostar están mejor posicionados en la isla.

Barceló, que acaba de abrir su nuevo hotel en Madrid, Barceló Torre de Madrid, en la Plaza de España, no teme la competencia de Riu, que gestionará un establecimiento en el vecino Edificio España, sino que considera que va a fortalecer esta zona de la capital de España.